2012-02-26

La cata: una serie de “NADA NO KIIPPON”


Hace ya un par de meses un amigo John nos invitó a catar de sake que acababa
 de conseguir.
Al llegar a su casa en Kamakura nos esperaban 8 botellas de sake con, 
a primera vista, mismas etiquetas “NADA NO KIIPPON(灘の生一本)”
pero que pronto lleguemos a enterarnos de que eran de las bodegas distintas.


John y 8 “samurais” vestidos de misma etiqueta.
De izquierda a derecha Hakushika(白鹿), Oozeki(大関), Nihonsakari(日本盛), Sakuramasamune(櫻正宗),Kenbishi(剣菱), Kikumasamune(菊正宗), Hakutsuru(白鶴), Sawanotsuru(沢の鶴).



Contando de rasgos de esta serie de junmai-shu(sake puro de arroz),
 los han sacado en el Instituto de NADA SAKE organizado de dichas ocho
companías que pertenecen a las bodegas más importantes e
influyentes del Japón , por ello a las que en ocasiones se trata de
representantes de la producción masiva y, según “Sake-Otaku(maniacos)”,
que carecen el encanto ni vale de degustar.
 
Yo no lo veo así y estoy segura de que merecen suficiente ser degustados, 
dado que cada uno cuenta con carácter de NADA,
la región productora más renombrada,del rasgo algo clásico y
majestuoso que recuerda un hombre de cuerpo robusto,
mientras asomandose cada originalidad.




John Gauntner y Haruo Matsuzaki catando NADA NO KIIPPON.Ambos son expertos en sake y gran aficionados a sumo por lo que les gustan expresar el carácter de sakes comparando a el de luchador de sumo!


Entre todos se destaca lo económicos, ya que el precio medio está a solo 1000 yenes y pico,en detalle de 953 a 1429 yenes.Eso sí será una de las ventajas que tienen fabricantes grandes; La estabilidad en calidad y precio.

 Fijados en la diferencia de color!
Kenbishi(arriba) es una de las marcas más típicas de NADA, 
con cuerpo quizás causado por agua duro terreno llamado “Miyamizu”.


                                                               

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Noriko,
Lo que cuentas es como aquí en España. Cuando un Consejo Regulador de Vino te ofrece una muestra, la etiqueta el Oficial y no corresponde con la marca. Hace poco probaba un Albariño con etiqueta generica y estaba mucho mejor que los comerciales.
Algún día me gustaria llegar a ser Sake-Otaku.
Mientras siguie deleitandonos con tus comentarios, que son muy ilustrativos.
Arigato.
Un saludo.

Bentley

堀越 典子 Noriko HORIKOSHI dijo...

Hola Bentley, creo que las circunstancias por la fabricación de las bebidas alcohólicas son algo universal.Respecto a lo de sake-otaku, tiene los lados buenos y malos. A mi también me gustaría ser sake-otaku pero lo bueno que sea libre de prejuicios.Un saludo.